domingo, 7 de marzo de 2010

Caminando y descubriendo....

No me gusta hacer ejercicios. Me encanta comer. Mala combinación! Especialmente después de los cuarenta, o haces una cosa, o dejas de hacer la otra pero hay que tomar una decisión, ya no solo por los “looks’ sino para no morirse de un ataque al corazón! Definitivamente que no dejare de comer, así que he decidido que tengo que hacer mas ejercicios…comenzando por caminatas aburridas en una caminadora, en un frío garaje en el medio del invierno no fue un buen comienzo pero poco a poco, empecé a apreciar esos momentos de soledad matutina, de silencio y oportunidad de crecimiento interior. Mis caminatas por la mañana se tornaron en momentos “míos” en los que sola con mis pensamientos le daba rienda suelta a mis emociones y creaba endorfinas que me duraban todo el día, dándome razón para seguir adelante. Poco a poco fui descubriendo que nunca es tarde para romper los esquemas y que si bien no era necesario disfrutar de una caminata, tampoco tenía que ser alérgica! Ahora que el clima esta cambiando y la llegada de la primavera trae consigo un nuevo renacer, el deseo que caminar afuera es mas fuerte que nunca. Cuando salgo a caminar en las calles semi-rurales de mi vecindario, encuentro por todas partes la oportunidad de estar agradecida por la vida, por la creación y por cada día en el que puedo cambiar mi existencia para mejorar, para ser luz y para un balance entre lo que me da plenitud y lo que es real. Nunca he sido una de esas personas que disfruta de la naturaleza, y siempre estaba muy ocupada para “oler las flores” como dicen en Ingles, pero ahora si lo hago. Ahora si, veo la naturaleza y huelo las flores y sobre todo, he aprendido que todos estamos conectados con el alma del mundo. Somos uno solo y he aprendido a escuchar la voz del universo. Una jornada que comenzó por obligación es ahora un placer y algo bueno para mi alma y para mi espíritu. No se si llegare a ser un “hiker” profesional o si tan siquiera estaré en forma para correr un maratón, pero de una cosa si estoy segura, mi espíritu es mas fuerte gracias a que mi cuerpo no es perfecto y en la lucha por mejorar mi exterior, mi interior es también beneficiado – esto si es de ganadores!





Las vistas de mis caminatas!!!!