lunes, 4 de octubre de 2010

La Memoria de Los Arboles (originalmente publicado en mi blog en Ingles en Oct. del 2008)

El otro día estaba manejando por una de las calles de mis rutas diarias y note que las hojas de los árboles estaban amarillas! ¿Cuándo ocurrió esto? Bueno, supongo que puedo decir lo mismo de este año en general... ¿dónde se ha ido? Hace poco yo estaba esperando ver el "glorioso" verano de Seattle del cual todo el mundo me hablaba (que de hecho, si fue glorioso!) y ahora estoy buscando recetas para el día de Acción de Gracias! Sin embargo, el otoño trae cambios maravillosos consigo y con sus hojas de diferentes colores.... el aire es mas fresco, los alimentos de esta epoca te hacen sentir la calidez del hogar y sobre todo, viene ya Halloween, festividad favorita de mi hija. En esta temporada, no puedo dejar de recordar a mi querida tía Orfa, quien ya no está mas en esta vida terrena, pero que vive en mi memoria a través de “la memoria de los árboles” (The Memory of Trees – canción de Enya)

Hace mucho tiempo, cuando yo todavía vivía en mi Nicaragua natal, la Tía Orfita tuvo la suerte de viajar a los Estados Unidos en conexión con su trabajo para el ministerio de educación. Nunca olvidaré sus historias de las hojas de colores que admiraba en Washington DC. A través de sus historias, mi imaginación de niña de 10 años de edad podía visualizar los colores amarillos y marrones y lo hermoso que debía ser el otoño en las tierras lejanas del norte. Más tarde, cuando años después me mudé a Miami, todavía no podía tener la oportunidad de ver los cambios de las hojas debido al clima tropical de esta ciudad. Para rematar, cada vez que tenía la oportunidad de viajar a alguna ciudad del norte de Estados Unidos, siempre me perdía la temporada del cambio de las hojas y sólo alcanzaba a ver los árboles ya desnudos. Una vez mas, La Tía Orfita viajó de nuevo en la época del otoño, esta vez a Carolina del Norte, y continuo con sus historias de los árboles de las hojas de colores. Ella amaba a este escenario en sobremanera y lo describía con tanta alegría que era imposible no enamorarse de los árboles de ardientes hojas rojas y amarillas, aunque yo ya no tuviera 10 años de edad.

La Tía Orfita se ha ido, pero yo la recuerdo cada vez que veo un árbol con hojas de colores. Siento su alma cuando admiro la maravillosa temporada del otoño. Después de casi treinta años desde la primera vez que escuché hablar a mi tía sobre el gran proceso de la naturaleza que es el otoño, por fin he visto con mis propios ojos, el festival de colores del cambio de las hojas. Estoy disfrutando cada minuto de esta temporada, casi tanto como me gustaba escuchar las historias de mi tía. La espera ha valido la pena.

Gracias a Dios por el otoño y gracias a Dios por tías como la Tía Orfita.

Haga clic a continuación para ver un video de pinturas/ imágenes de Otoño en Seattle y sus alrededores, así como algunas fotos de la Tía Orfita, junto con la banda sonora de la Memoria de los árboles, por la cantante Enya

The Memory of Trees.




video

No hay comentarios: